Archivo de la categoría: Zona Técnica

Los primeros tiempos Aunque históricamente ya se registran ascensiones a algunas montañas, como las del Monte Olimpo, Canigó, Mont Aiguille…, se considera que la historia del alpinismo comienza con la primera ascensión al Mt. Blanc por Balmat y Paccard, en 1786. Desde ese inicio histórico, comienza la llamada “etapa del alpinismo de descubrimiento”, o del “alpinismo romántico”, que comprende los años en los que la finalidad era ascender a una montaña por vez primera. Se considera que esta etapa terminó con la ascensión al Cervino en 1865, dando paso a la época inicial del alpinismo y la escalada de dificultad, en la que se buscaban itinerarios de mayor compromiso, lo que hizo crecer la capacidad técnica de los alpinistas y, como consecuencia, que se fuera prescindiendo progresivamente del concurso de los guías profesionales, que se limitaron a acompañar a los aficionados de menor nivel. Desde el primer momento, la cuerda…

Leer más

Leer más

Hay quien escala para medir sus propias fuerzas, por la gloria, por el placer de la conquista, para demostrar al mundo que el hombre lo puede todo, para gozar de la belleza de la naturaleza… Aquellos que han estado allá arriba no necesitan oír una respuesta que ya conocen. Conocen la sensualidad que emana de la roca cuando se acaricia con manos vigorosas, qué sentido de seguridad ofrece clavar los crampones en el hielo, qué música emite un clavo ”que canta” cuando es golpeado con el martillo en la fisura de una roca. Han probado la inmensa y angustiosa alegría de sentirse solos en el infinito silencio de la montaña, han experimentado el terror de tener cientos de metros de vacío bajo sus pies inestables, han aprendido a leer el lenguaje de la naturaleza cuando está a punto de desencadenar sus fuerzas. Saben cómo comunicar con un compañero atado a…

Leer más

Leer más

Los pies de gato para escalada son, sin duda, uno de los productos de más complicada elección dentro del material de montaña. Encontrar el modelo que cubra nuestras necesidades exactas y que además nos ajuste al pie como debe no es sencillo, especialmente para los escaladores que comienzan o aún no tienen la suficiente experiencia. La dificultad de elección no radica únicamente en conocer las prestaciones y usos adecuados de cada modelo; hay un hándicap añadido: la incomodidad intrínseca de los pies de gato. De esta manera, tendremos que conocer: a- Qué tipo de pie de gato necesitamos para nuestro grado, y tipo de escalada y roca. b- Qué talla es la adecuada, y qué horma es la más apropiada para nuestros pies. Combinando estos dos factores, hallaremos aquellos que tengan el mejor equilibrio entre unas prestaciones adecuadas y una talla y horma que, por las molestias, no interfiera en…

Leer más

Leer más

13/13