Archivo del Autor: Tere Casquel

¿Por qué subir al Mugrón y su poblado prehistórico?, la respuesta el domingo.   Para situarnos geográficamente, el valle de Ayora se encuentra entre el Macizo Caroig y una serie de alineaciones más bien mesetas que son una introducción a la Meseta Castellana.   Es una zona de frontera tanto desde el punto de vista geográfico como histórico.   En la cabecera del valle se encuentran Almansa y la montaña del Mugrón, este es una alineación montañosa de calizas terciarias con un gran escarpe, corte en la vertiente del valle.   El poblado del Castellar es visita indispensable, fue una ciudad poblada por los íberos, la más importante al sur del Júcar, se conservan restos de un camino ibero entre Ayora y Alpera. Fue la ciudad íbera más importante al sur del Júcar. desde el siglo II a.c. la conquistan los romanos y sólo la ocupan guarniciones hasta I siglo…

Leer más

Hoy ha sido un domingo diferente. Hemos aprendido sobre el terreno como interpretar la historia geológica de una sierra muy querida por nosotros, La Calderona. Hemos hecho muchas visitas a estas montañas pero hoy nos han explicado fenómenos increíbles sucesos sobre su formación.  Hemos estado en buenas manos ya que geólogos de diferentes entidades  nos han enseñado como mirar esta sierra y como los sucesos geológicos de la misma siguen, poco a poco, modificando su aspecto. Una lección que agradecemos a una magnifica organización en la que han intervenido la Universidad de Valencia, Instituto Geológico y Minero, Sociedad Geológica España, Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.  Fundación Española para la Ciencia y Tecnología. Geosenda, Aepect, y la colaboración del Ayuntamiento de Serra.

Después de muchas rutas caminadas por nosotros por la sierra Calderona, esta vez desde la población de Serra ascendimos, por una camino muy interesante hasta el castillo moro que, todavía desafía al vacío por varios de sus flancos. Aún permanecen en pie una torre y varios tramos de la muralla. Las panorámicas son impresionantes, pero todavía es mayor la que vimos desde el Alt del Pí. Por una senda bien trazada entre pinos y  de constante ascensión, llegamos a la amplia cima desde donde aparecen  a lo lejos, pero perfectamente visibles,  montañas sobre la que destaca  la silueta del Montgó . El mar forma la gran bahía valenciana. Cerrando el círculo y  por una senda muy castigada por bicicletas, entramos en la zona de cultivos ya cerca de Serra.

10/74